Logo Netania.es
...ceramica... el arte del barro y del fuego
Fotos de Talavera con cerámica

La historia de la cerámica de Talavera de la que encontramos más datos comienza en el siglo XVI. Anteriormente también existía industria alfarera en esta zona, al igual que en otros lugares de la península, que conocemos como cerámica hispano-musulmana y que es el punto de partida de las "florecientes industrias cristianas de Paterna y Teruel, Manises y Muel" y de la de Talavera. El torno morisco es una herencia de esta cerámica.

La llegada del Renacimiento y la adopción de los nuevos cambios técnicos y estéticos logran que los barros de Talavera de la Reina alcancen renombre y su mayor explendor en el siglo XVII y comienzos del XVIII.

En el año 1600, Felipe III promulgó una pragmática (Ley emanada de competente autoridad, que se diferenciaba de los reales decretos y órdenes generales en las fórmulas de su publicación) por la que se prohibían "...colgaduras y aderezos de casa de brocados y telas de oro y plata bordado y hechuras de joyas de oro y piezas de plata". Esto contribuyó aún más al auge de la cerámica talaverana, pues obligó a sustituir las vajillas de metales preciosos por labores de barro vidriado incluso en las mesas más distinguidas.

En el libro "Cerámica de Talavera" de Balbina Martinez Caviro se mencionan la existencia de documentos que prueban el favor real desde 1570 hasta 1738. Encargos de azulejos y otros objetos para el Monasterio del San Lorenzo del Escorial con el beneplácito de Felipe II al pintor Juan Fernández, visitas reales a los alfares durante el siglo XVII y el envío de azulejos para solar el Palacio Real de Madrid o el Palacio de la Granja en los primeros años del XVIII son una pequeña prueba.

A partir del segundo cuarto del XVIII es notoria la decadencia de los hornos. Los materiales ultramarinos necesarios como el estaño y el color azul (cobalto) cuestan demasiado y no hay compradores por la "cortedad de caudales" así como por un cambio en la moda, imponiendo franceses y sajones un gusto más refinado, el rococó, "diametralmente opuesto a la explosión exuberante y descuidada de nuestra cerámica". Si unimos a esto la ruptura del tráfico marino y la destrucción de la mayor parte de los hornos durante la guerra de la Independencia, se entiende que el trabajo de los hornos se redujera producciones de caracter popular, gracias a la cual pudo mantenerse hasta nuestros días.

Es a comienzos del siglo XX, y en virtud a la admiración que la cerámica y su historia encontraron en Juan Ruiz de Luna y Enrique Guijo, cuando se da un nuevo impulso creativo e industrial a la cerámica de Talavera. No sería facil tampoco este siglo para los nuevos hornos. Sufrieron la destrucción durante la guerra civil, pero incluso peor sería enfrentarse a los nuevos procesos de producción industrial con los que era imposible competir. El cierre de los grandes talleres ha dado paso en nuestros días a los talleres de "cerámica artística" de caracter personal y familiar que dan más posibilidades a la creatividad y la expresión artística.


Bibliografía:

  • -"CERÁMICA DE TALAVERA" por Balbina Martinez Caviro
  • -"500 años de cerámicas de Talavera" Libro editado con motivo de la exposición del mismo nombre en el Taller-Escuela de Cerámica de Muel, Zaragoza.
  • - "Historia de la Cerámica de Talavera de la Reina y algunos datos sobre la de Puente del Arzobispo" por el RVDO. P. Diodoro Vaca Gonzalez (O.S.A.) y el ceramista D. Juan Ruiz de Luna Rojas.

 

Locations of visitors to this page
Locations of visitors to this page


NETANIA.es y CERAMICANETANIA.com

45600 Talavera de la Reina
Toledo (España)
Teléfono: 666 509 376 y 925 808 948
info@ceramicanetania.com

Valid XHTML 1.0 Transitional